.

17 jun. 2013

Protocolo social. Mar Castro cierrra el postgrado de protocolo de la UDC

Postgrado Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña



Crónica de Mónica Martínez Lema

Desde el primer minuto de su intervención, Mar Castro contagia entusiasmo y pasión por su trabajo. Especialmente entregada estuvo en las cuatro horas dedicadas al Protocolo Social, “su amado protocolo social”, por ello espero que Mar nos perdone tanta algarabía durante la tarde del viernes, un poco contraria al saber ser y saber estar que rige el protocolo en general. Como ella advirtió en más de una ocasión, está acostumbrada a las horas más difíciles de las ponencias, y estas lo eran, nada más y nada menos que las últimas cuatro horas del curso. Para colmo, la mayoría (de las chicas) aún sin saber que iban a ponerse el sábado para la ceremonia de clausura.
En cualquier caso, creo que a ninguno de nosotros nos ha quedado duda alguna de que practicando todas las recomendaciones del protocolo social obtendremos muchos beneficios tanto en el terreno profesional como en las relaciones humanas. Seguiremos tocándonos demasiado, mirándonos mucho a los ojos, siendo poco prudentes y continuaremos abusando del tuteo, eso sí lo haremos en el momento oportuno y de forma tan natural y segura que conseguiremos transmitir credibilidad y confianza para convertirnos en nuestro mejor embajador.
Hemos adquirido los suficientes conocimientos para resistirnos al primer impulso, alabar siempre lo bueno de los demás y suprimir los reproches…también con naturalidad. Vamos a concentrarnos en dar respeto.
Aunque desde el siglo XI hay tratados de urbanidad, Bárbara está ya más tranquila porque, afortunadamente, algunas normas se han adaptado a nuestros tiempos e incluso algunas han desaparecido. Y en este aspecto, el ‘depende’ se hace más protagonista, sobre todo si se trata de culturas diferentes. Así, sabremos que un inglés no estará actuando mal si come con la mano izquierda bajo la mesa, salvo si lleva mucho tiempo ya en España porque entonces habría que recordarle lo de que “donde fueres haz lo que vieres”.

Postgrado Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña

En definitiva, Mar nos ha recordado cuándo y a quién hay que ceder el paso, que podremos fumar antes o después de los postres según haya o no personalidades, lo que debemos hacer cuando nos da un ataque de tos, cuando bostezamos o cuando nos atacan picores indeseables…y aunque ya no lo haremos en el aula 2 de la Facultad de Comunicación, también sabemos que no debemos arrastrar las sillas!
Nos portaremos mejor al volante, sabremos en qué orden presentar a la gente, en que situación dar la mano, un beso en la mejilla -sin dejar marcas de carmín- o un abrazo. Avisaremos antes de hacer una visita, seremos puntuales, nos iremos a horas prudentes o aplicaremos la firmeza para echar elegantemente a nuestras visitas porque sabremos ser los perfectos anfitriones tanto para  organizar una cena, una fiesta en el jardín o una noche de fútbol, con plan B incluido. Siempre plan B.

Todo es más fácil si aplicamos el ‘sentidiño’, mostrando siempre nuestra sonrisa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario