.

3 may. 2013

Alumnos del postgrado de Protocolo de la UDC visitan La Voz de Galicia


Postgrado Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña


Crónica de Bárbara Cacheiro
Fotos: Teresa Nozal y Bárbara Cacheiro

Pasaban de las 9:30h cuando Teresa Nozal se dispuso a pasar lista y comprobar que nadie se quedaba en tierra.
Hacía frio, pero nadie se podía imaginar que, nada más llegar y siendo el último fin de semana de abril, iba a caer una granizada que nos haría salir del bus y echar a correr hasta llegar a la entrada de la sede de la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre, donde nos esperaba, con una sonrisa radiante, María José Arrojo, Subdirectora de la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre y Directora de la Escuela de Medios de La Voz de Galicia.
Primeramente, María José nos contó todo lo que se hace en la Corporación Voz de Galicia y las empresas que de ella dependen, centrándose especialmente en la organización de los Premios Fernández-Latorre. Explicó, el procedimiento a seguir en la organización y preparación de la gala, la elaboración de la lista de invitados, la decoración, etc., y nos dejó vía libre para que preguntásemos tanto como quisiésemos.

Pasaban de las 9:30h cuando Teresa Nozal se dispuso a pasar lista y comprobar que nadie se quedaba en tierra. Hacía frio pero nadie se podía imaginar que, nada más llegar y siendo el último fin de semana de abril, iba a caer una granizada que nos haría salir del bus y echar a correr hasta llegar a la entrada de la sede de la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre, dónde nos esperaba, con una sonrisa radiante, María José Arrojo, Subdirectora de la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre y Directora de la Escuela de Medios de La Voz de Galicia. Primeramente, María José nos contó todo lo que se hace en la corporación Voz de Galicia y las empresas que de ella dependen, centrándose especialmente en la organización de los Premios Fernández-Latorre. Explicó, el procedimiento a seguir en la organización y preparación de la gala, la elaboración de la lista de invitados, la decoración, etc., y nos dejó vía libre para que preguntásemos tanto como quisiésemos. Tras responder a las múltiples preguntas, hicimos un recorrido por la redacción del diario, la planta de impresión (rotativa y sala de expedición y cierre) y el almacén de papel, kilómetros y kilómetros de papel... Finalmente, en el museo, además de ver la maquinaria antigua y las diversas colecciones de periódicos y revistas, pudimos observar, en primera persona, el espacio que cada año se transforma para acoger la gala de celebración de los Premios Fernández-Latorre. Se podría decir que la visita fue breve porque Maria José tenía mucho trabajo pero, yo casi prefiero decir, por eso de que “lo breve si bueno dos veces bueno”, que duró el tiempo justo y necesario para transmitirnos su energía y sus ganas de hacer las cosas bien.

Tras responder a las múltiples preguntas, hicimos un recorrido por la redacción del diario, la planta de impresión (rotativa y sala de expedición y cierre) y el almacén de papel, kilómetros y kilómetros de papel...
Finalmente, en el museo, además de ver la maquinaria antigua y las diversas colecciones de periódicos y revistas, pudimos observar, en primera persona, el espacio que cada año se transforma para acoger la gala de celebración de los Premios Fernández-Latorre.
Se podría decir que la visita fue breve porque Maria José tenía mucho trabajo pero, yo casi prefiero decir, por eso de que “lo breve si bueno dos veces bueno”, que duró el tiempo justo y necesario para transmitirnos su energía y sus ganas de hacer las cosas bien. 

Pasaban de las 9:30h cuando Teresa Nozal se dispuso a pasar lista y comprobar que nadie se quedaba en tierra. Hacía frio pero nadie se podía imaginar que, nada más llegar y siendo el último fin de semana de abril, iba a caer una granizada que nos haría salir del bus y echar a correr hasta llegar a la entrada de la sede de la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre, dónde nos esperaba, con una sonrisa radiante, María José Arrojo, Subdirectora de la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre y Directora de la Escuela de Medios de La Voz de Galicia. Primeramente, María José nos contó todo lo que se hace en la corporación Voz de Galicia y las empresas que de ella dependen, centrándose especialmente en la organización de los Premios Fernández-Latorre. Explicó, el procedimiento a seguir en la organización y preparación de la gala, la elaboración de la lista de invitados, la decoración, etc., y nos dejó vía libre para que preguntásemos tanto como quisiésemos. Tras responder a las múltiples preguntas, hicimos un recorrido por la redacción del diario, la planta de impresión (rotativa y sala de expedición y cierre) y el almacén de papel, kilómetros y kilómetros de papel... Finalmente, en el museo, además de ver la maquinaria antigua y las diversas colecciones de periódicos y revistas, pudimos observar, en primera persona, el espacio que cada año se transforma para acoger la gala de celebración de los Premios Fernández-Latorre. Se podría decir que la visita fue breve porque Maria José tenía mucho trabajo pero, yo casi prefiero decir, por eso de que “lo breve si bueno dos veces bueno”, que duró el tiempo justo y necesario para transmitirnos su energía y sus ganas de hacer las cosas bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario