.

8 jun. 2015

Hablando en público con Mar Castro

Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña


Post de Aida Cousillas


Me gustaría empezar este post con la siguiente pregunta, ¿por qué nosotros, seres humanos racionales, que se comunican hasta debajo del agua (bueno, algunos más que otros) perdemos toda nuestra capacidad de transmitir en el momento en el que nos plantan delante de un grupo de personas?. Es curioso, como si la vitalidad y el desparpajo se esfumasen por la puerta, dando relevo al repentino pánico, a los nervios y a una temible serie de catastróficas desdichas.

Por suerte, en la pasada clase tuvimos una jornada de reflexión acerca de cómo hablar en público, de la mano de la profesora Mar Castro, que se define como “una entusiasta lucense amante de la comunicación y el protocolo” en su web.

Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña

¿Y qué se debe hacer para hablar en público de manera eficaz?. Pues bien, no tenemos la receta mágica, pero si algunos pasos a considerar que nos pueden ser de ayuda. La preparación es algo fundamental a la hora de hablar en público. El mensaje que queremos transmitir, a quién se lo vamos a transmitir, conocer el lugar en el que vamos a hablar y de cuánto tiempo disponemos para hacerlo. Gracias a esa preparación podremos enfrentar mucho mejor la aparición de los típicos temores como el miedo a ser observado, a la crítica o a quedarse en blanco.

Otra cosa que nos puede ayudar cuando tenemos que enfrentarnos a este tipo de situaciones es recurrir a la visualización previa al discurso. Imaginarnos que todo saldrá bien y anticiparte ante posibles situaciones que se puedan dar, te proporcionará cierta ventaja. Y recuerda, respira, ¡lo haces habitualmente sin darte cuenta!. Toma aire, retenlo y expúlsalo varias veces, te relajará.

Un buen orador es aquel que tiene conocimiento en su tema, que se muestra seguro de sí mismo y que se expresa de manera clara con dominio de vocabulario. Un buen orador es aquel que conecta con su audiencia y mantiene un diálogo bidireccional con ella desde el respeto. Un buen orador es aquel que cree en lo que dice.

Para finalizar, me gustaría destacar tres aspectos fundamentales para hablar en público. El primero es ser consciente de si se desea hablar en público o no, ya que la disposición del emisor se acabarán transmitiendo en el discurso. El segundo es adquirir formación para aprender a hablar en público, ya que para los que no tenemos la suerte de haber nacido para ello, nos puede proporcionar ciertas claves para mejorar esta capacidad. Y por último, pero no menos importante, la práctica. Ensayar el discurso, delante del espejo, de tus amigos, familiares, ¡de tu mascota!... Practicar delante de quien te sientas cómodo y te pueda proporcionar un buen feedback, te ayudará a corregir posibles errores y a reforzar tu discurso. Porque si sabes de lo que hablas y lo has practicado, ya tienes mucho camino recorrido para que todo salga estupendamente.


Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario