.

28 mar. 2017

Comunicar contando historias

curso protocolo, comunicación, imagen corporativa. Universidad de A Coruña
Post de Manuel Capelán

El storytelling es una de las tendencias de moda en la creación de estrategias de contenido. Su objetivo principal es el de comunicar contando historias, transmitiendo así ideas y valores de nuestra empresa con el fin de empatizar con el consumidor.

“Destapa la felicidad” o “Vivamos como galegos”, son claros ejemplos de cómo las compañías han reconducido sus objetivos de contenidos, basados en el crecimiento en ventas de los anuncios convencionales, hacia estrategias menos publicitarias y más comunicativas.

De este modo, Coca Cola nos vende diversión, disfrutar cada día y mirar la vida de manera distinta, dejando en un segundo plano al refresco.

Por su parte, Gadis pretende atraer nuestra atención a través del sentimiento patrio, recurriendo a todos los tópicos gallegos imaginables, para que su público objetivo se sienta identificado.

Ambas campañas han conseguido comunicar sus discursos de marca de manera brillante, hasta el punto de convertirse en spots anuales que el consumidor desea ver.
Su éxito reside en su dominio de las claves del storytelling, que unido a buenas producciones, causa el efecto esperado sobre el espectador.

Así, una estrategia de comunicación basada en las historias debería tener claros los siguientes puntos:

·         Saber quiénes somos

Debe ser nuestro punto de partida al ser fundamental para la comunicación corporativa.
Saber quiénes somos hará posible transmitir al consumidor nuestra misión, visión y valores, además de los problemas o necesidades que satisface nuestra compañía.

·         ¿Quién es nuestro público objetivo y nuestra competencia?

Respectivamente, son las personas a las que queremos contar nuestra historia y de las que queremos diferenciarnos.
Para seleccionar nuestro target debemos prestar más atención a problemas o necesidades que a variables sociodemográficas.                                                                       Por otro lado, conocer a nuestros competidores hará que nuestras estrategias se enfoquen a los puntos en los que destacamos.

·         Establecer un claim

Ha de ser una palabra o frase memorable, sencilla, fácil de recordar y que a día de hoy será “#hashtaguizable”.
Los hashtags deben ser entendidos como una potente herramienta para conocer las impresiones e interactuar con el espectador, utilizando como filtro nuestro claim.

·         Tener en cuenta la difusión

Es el elemento que hace que llegue a nuestro público y en el que tendremos que escoger el canal de transmisión que más nos convenga.
En un mundo en el que escapamos a los anuncios, a pesar de que nos adviertan de que “volvemos en 30 segundos”, y en el que el segundo de publicidad vale oro, las compañías tienen que plantearse muy bien sus estrategias de difusión.
Así, Estrella Damm utiliza versiones cortas de sus campañas “Mediterraneamente” para televisión, mientras que recurre a medios digitales como YouTube o Vimeo para sus versiones extendidas.

·         ¿Cuál es nuestro objetivo?

Debemos dejar de lado el objetivo de las campañas publicitarias convencionales, limitado a maximizar ventas.

Una buena estrategia de storytelling ha de centrarse en hacer que el consumidor piense, sienta, se emocione y haga suya la historia contada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario