.

18 abr. 2017

Relaciones internacionales, protocolo y costumbres desde una perspectiva de género

protocolo, comunicación e imagen corporativa. Universidad de A Coruña


Post de Sara Outeiral

En las relaciones internacionales, ¿debemos las mujeres adaptarnos a todas las costumbres aunque estas supongan un agravio a nuestra condición?


Cuando nuestra organización o empresa se dispone a establecer contacto con otro país o cultura debemos estudiarlo al detalle. El protocolo de actuación puede diferir de una forma exagerada de nuestras costumbres y nuestra negociación estará, en muchas ocasiones, condicionada a lo bien que nos adaptemos al país que visitemos.
Para esta tarea podemos apoyarnos en la teoría de las dimensiones culturales del antropólogo holandés Geert Hofstede.  A mi juicio, una de las más acertadas subdivisiones: distancia al poder, individualismo-colectivismo, masculinidad-feminidad, evasión de la incertidumbre, orientación a largo plazo e indulgencia-contención.

Por ejemplo, la expresión de un cordial saludo difiere, como podemos observar a través de los medios de comunicación aunque no seamos unas expertas de la materia, según  sea en Oriente Medio o en la Europa occidental. Si eres mujer y pretendes negociar con un hombre, imaginémonos perteneciente a la cultura musulmana (desde el máximo respeto a la misma y puntualizando que mientras cualquiera no vulnere los derechos humanos no podré ni seré quien de criticar), prepárate para recibir un no por respuesta en base a tu género o, como ya hemos visto en diversas ocasiones, no verte correspondida con el saludo de vuelta, ya que un hombre musulmán no debe tocar a una mujer en público independientemente de su rango.

protocolo, comunicación e imagen corporativa. Universidad de A Coruña


Cada organización debe establecer su propia línea ética, pero como mujeres debemos valorar si estamos dispuestas después del sacrificio de tantos años de lucha, a cruzar esa línea. Tanto si dirigimos esa organización como desde un punto de partida inferior. De lo contrario, ¿no seríamos las mujeres también partícipes de nuestra propia discriminación?


               El empoderamiento de las mujeres también necesita de gestos y pasos adelante en términos de protocolo. Desde una perspectiva de asesoramiento de imagen, nos puede interesar aceptar exponernos a ciertas críticas para lanzar nuestro mensaje, pues somos conscientes de que nos saltamos las “reglas” de una forma premeditada. Conseguir que fotografíen esa “imagen perfecta” puede suponer un verdadero avance para todas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario