.

18 jun. 2014

Ceremonia de clausura del IV Postgrado Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. La visión de los alumnos


Postgrado Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña

                                   Foto: Beatriz Císcar

Crónica de Noelia Mayo

La mañana del 14 de junio alteró el carácter de nuestra cita semanal, pudiendo decirse que  lo hizo tanto en la forma como en el contenido. Supuso así el cambio del aula habitual por un escenario de mayor emoción, el paraninfo universitario. Un lugar mucho más acorde para dejar atrás las clases magistrales recibidas a lo largo de los últimos tres meses, y vivir la ceremonia de clausura de la cuarta promoción del Postgrado de Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa de la Universidade da Coruña, la nuestra.

Es por ello que me permito subrayar ese "de mayor emoción", ya que sin lugar a duda la celebración de un acto de postgraduación siempre representa un momento especial para todo aquel que lo vive, y en esta ocasión no fue diferente. Pude comprobarlo en todas las miradas y sonrisas de mis compañeros, resumen todas ellas de una huella de satisfacción y por qué no decirlo también, de un "puntito" nostálgico vinculado a los buenos ratitos compartidos.


Postgrado Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña

                                  Foto: Beatriz Císcar

Las palabras dedicadas por la presidencia del acto, el decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, José Juan Videla, la codirectora del curso, Olga Casal y el profesor doctor Don Francisco Sánchez, director de la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre, director de comunicación del Grupo La Voz de Galicia y director de su Escuela de Medios, también lo constataron. Debo resaltar entre ellas la lección de clausura del señor Sánchez, en la que más allá de lo estrictamente profesional, y calificando el protocolo como "el arte de la comunicación", nos llevó a interpretar este sector como un poder inteligente, conectado con todo aquello que nos rodea y valedor de nuevos puentes de entendimiento.
Debo decir que quizás para nosotros, como alumnado, el instante de mayor viveza tuvo lugar durante la recogida de diplomas y el posterior discurso, que realizado por los compañeros Leticia Sánchez y Xurxo Astorgano, rememoró tanto al profesorado como los momentos más señalados vividos con ellos.

Posteriormente y como cierre del acto sonó el himno universitario Gaudeamus Igitur, que por su significado ensalzador del periodo juvenil como el verdadero momento fuerte de la vida, me hizo recordar las palabras que Steve Jobs pronunció a sus apadrinados de la universidad de Standford el 12 de junio de 2005; "Tenéis que encontrar lo que amáis (...), no os detengáis (...) Vuestro tiempo tiene límite, así que no lo perdáis viviendo la vida de otra persona. No os dejéis atrapar por dogmas, ni viváis con los resultados del pensamiento de otras personas. No permitáis que el ruido de las opiniones ajenas silencie vuestra voz interior. Y más importante todavía, tened el valor de seguir vuestro corazón e intuición, porque de alguna manera ya sabéis lo que realmente queréis llegar a ser".
Siguiendo este mensaje, espero que todos los componentes de esta promoción ya lo hayamos encontrado, y si no es así que sigamos luchando; porque como casi siempre en la vida, los detalles más difíciles de ver y de explicar, se convierten en las realidades más importantes. "Seguid hambrientos, seguid protocolariamente alocados" Steve Jobs*


*Me gustaría agradecer la presencia a todos los invitados que compartieron la mañana del pasado sábado con nosotros, y de modo muy personal me gustaría agradecérselo a mis compañeros, por su complicidad y por sus sueños.  Gracias por todo chic@s.


No hay comentarios:

Publicar un comentario