.

16 mar. 2015

Técnicas de organización de eventos y puesta en escena. Clase con Olga Casal



Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña


Crónica de David Bascoy Liñares


¿Un evento debe ser organizado por profesionales? Sobre esta cuestión dio comienzo la tercera sesión del postgrado, impartida por Olga Casal. Una jornada que nos bosquejó un escenario muy amplio a tener en cuenta a la hora de organizar cualquier tipo de evento.
“Planificar un evento no consiste en llamar por teléfono y encargar un catering”. Y es que el hecho de organizar un evento no es una tarea tan sencilla como de inicio muchos podríamos pensar. Se trata de un proceso más en la comunicación de una compañía o institución, que debe contar con su correspondiente proceso de planificación. 



Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña


De esta forma, hablamos de una acción que comunica por sí misma, ya que cuenta con un emisor, un mensaje transmitido por un canal específico y un receptor al igual, por ejemplo, que cualquier campaña publicitaria. Lógicamente una campaña publicitaria no se elabora en un día. Se rige por un proceso de definición, investigación, planificación y ejecución respondiendo a unos objetivos que previamente hemos identificado. Es posible que una campaña pueda estar mal ideada si no ha logrado alcanzar los resultados que teníamos en mente, sin embargo a lo largo de esta sesión también se nos ha alertado de que cualquier tipo de evento puede verse truncado por un mínimo fallo de planificación.

“Planificación larga, ejecución corta”. Esta es la máxima con la que comenzábamos a abordar la ardua tarea de la organización de eventos. Hablando en todo momento desde su experiencia profesional, Olga ha ido desentrañando las pautas y técnicas que un experto debe tener presente antes, durante y después de cada evento


Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña


Sin embargo, mientras se daban a conocer los engranajes primordiales de cualquier planificación, un aspecto crucial fue reiterado: “todo evento es único”. Una afirmación que por sí sola puede parecer de poca relevancia, pero que rige los cimientos de cualquier acto. Por esa naturaleza de unicidad es necesario tener presente que hablamos de algo irrepetible y, por tanto, deberá estar medido al milímetro evitando dar cabida a los tan habituales “contratiempos” que pueden ocasionar daños irreparables. 


Hablamos de una tarea que tiene que ser desarrollada con “rigor, técnica, creatividad y ante todo, sentido común”. Aspectos que en muchas ocasiones tan solo nos podrá dar la experiencia y el conocimiento en la materia. Es ahora cuando podemos decir con convicción que la planificación de eventos tan solo podrá ser debidamente ejecutada a través de la experiencia de un profesional. La planificación de un evento será un éxito en cuanto a la consecución de sus objetivos se refiere.


Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario