.

20 abr. 2015

Universo Chanel. Últimas novedades





Crónica de Leticia Rodríguez


El pasado Martes a una buena amiga de la familia, que suele acudir a numerosos eventos de distinta índole, le llegaron un par de invitaciones para asistir a una presentación de la casa Chanel. En esta ocasión, yo sería su acompañante. Fue oír Chanel, Finisterre, Garrote y ni me lo pensé, pues en un momento me encontraba delante de mi armario preparándome para tal ocasión.
El motivo por el cual estoy escribiendo esta crónica para el blog del Curso de Protocolo de la UDC, donde me estoy formando, no es más que el de analizar una presentación desde la visión de organizadora de eventos, pues si a lo largo de mi vida he acudido a numerosos actos, éste es el primero que analizo “in situ” desde esa perspectiva de organizador.
Se trata de un acto patrocinado por una conocida empresa gallega, perfumerías Garrote, que son un referente por su oferta en cosmética, fragancias y maquillaje. El motivo era lanzar las últimas novedades de la prestigiosa marca Chanel de cosmética para la temporada primavera- verano 2015.
Chanel es una casa de modas parisina creada en 1910 por la diseñadora Coco Chanel. La marca se especializa en diseñar y confeccionar artículos de lujo, siendo la primera en sacar a la luz, no solo moda de alta costura, sino también una línea de accesorios ( bolsos, sandalias…) y una gama de cosméticos.


Para llevar a cabo tal presentación, Perfumerías Garrote se pone en contacto con el Dpto. de Comunicación de la casa Chanel, para empezar a dar forma a dicho evento e intentar que el fin o mensaje (que los invitados, consumidores  y el público en general, conozcan la nueva gama estival de cosmética) destaque sobre toda la magia que lo envuelve.
Como bien he señalado anteriormente, Chanel es una casa de lujo y por ello el sitio elegido para la presentación debía ser un espacio acorde. Con la elección del Hotel Finisterre no se han equivocado, pues el salón Victoria tan amplio y majestuoso le da esa sensación de opulencia y grandiosidad intrínseca a la marca Chanel.


A la entrada del salón nos encontramos con un biombo y dos trajes de la colección Chanel que nos dan la impresión de haber llegado a una boutique de la casa en el centro de París. La decoración es exquisita y cuidada milímetro a milímetro: un photocall con el Nº5 (símbolo de Chanel) que emula el último anuncio publicitario protagonizado por la modelo internacional Gisele Bundchen, unas cuantas vidrieras con complementos expuestos, un gran escenario con una amplísima pantalla y unas sillas vestidas de blanco y negro con el logo de la casa. Además, en cada una de ellas, nos aguardaba un obsequio, una bolsita que contenía muestras de cosméticos y un pequeño neceser, cuidando a los invitados con esmero detalle.




Una vez ocupada mi silla, observo: pantalla, dos atriles, bolsitas y un espacio que da esa sensación de “lujo Chanel” y me pregunto…. ¿Cómo nos mostraran las novedades, de tal manera que cada uno de los que nos encontramos aquí sentados, felices de la vida con nuestras bolsitas, nos resulte de lo más atractivo, dinámico y que principalmente percibamos el mensaje de tal evento?
Pues la respuesta es muy sencilla: A través de imágenes y con la colaboración de dos narradoras, han sabido relacionar la interesantísima vida de Mademoiselle Chanel que influye en la forma de confeccionar su moda, creando los símbolos y colores Chanel y que a su vez se plasman en los productos de cosmética, tanto en tonalidades como en formas.
A continuación voy a detallar algún ejemplo claro con el que me he quedado, entre otros, para que podáis entender a la perfección como nos han conducido al fin del evento, que era  de lanzar la nueva gama de cosméticos de verano  que podremos comprar en sus perfumerías:
Uno de los iconos de Chanel es el color negro. Mademoiselle Chanel fue abandonada por su padre en un orfanato, quedando su vida marcada por esa tristeza y oscuridad que simboliza el negro. Pero ella, en su afán de embellecer a las mujeres y reinventarse, se convertirá en la precursora del uso del negro en la ropa de las mujeres diariamente, color que estaba relegado solo para  ocasiones de luto. Crea el llamado LBD (Little Black dress) combinado con perlas blancas (blanco, otro icono Chanel) y ampliando así colección con complementos en negro, como el bolso 255 acolchado Chanel y viendo cómo ese negro también se plasma en el recipiente y carfología de la crema Sublimage que estaban promocionando.


Así pues, nos muestran los iconos de Chanel (negro, blanco dorado, beige y rojo) que tanto influyen a la diseñadora a lo largo de su vida y que ella plasma a la hora de crear moda de complementos y cosmética, de tal forma que toda su colección se encuentra envuelta de símbolos y vivencias personales. Y así, sucesivamente, nos vamos sumergiendo en la vida de Coco Chanel sin pestañear y poco a poco vamos conociendo la nueva gana de cosméticos como si de un cuento se tratara. Ahí es cuando me doy cuenta de que la organización ha llegado a su fin, el público ha percibido el mensaje.
Una vez terminada la conferencia de los profesionales y los agradecimientos, todos los asistentes nos sentimos tan inmiscuidos en la esencia de la marca que fuimos directos al photocall a inmortalizar ese momento, salvando las distancias, las supremas distancias, más bien, con Gisele, antes de subir al coktail que se serviría a continuación.

Fue una velada estupenda donde los promotores y organizadores del evento han sabido encajar todas las piezas a la perfección para que nosotros los invitados asimilásemos la esencia y el fin del evento de una manera puramente inconsciente y entretenida, relatándonos un cuento, como bien apunté anteriormente, lleno de biografía, lujo, simbolismo y colores que nos han llevado a conocer una nueva gama de cosméticos, de tal manera, que cada uno de los asistentes y personalmente, ya me veía en verano, luciendo el esmalte rojo Chanel por las playas gallegas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario