.

26 mar. 2014

Visita a la Diputación de A Coruña de los alumnos del postgrado Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa

Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña


Crónica de Eva Mª García Matos

La “guerra” de las Precedencias
Este viernes nos deparó un agradable cambio, pues la clase fue impartida en la Diputación de La Coruña. Allí nos esperaban, en el Salón de Plenos, el profesor Rafael Vidal y la Vicepresidenta de la Diputación.  Una agradable presentación  en los cómodos sillones de piel, donde por unos minutos pudimos disfrutar de un ambiente tan especial. Tras la foto subimos al aula de Servicios múltiples donde a lo largo de toda la tarde desarrollaríamos un tema que genera conflicto y se ha convertido en el epicentro del Protocolo: “Las Precendencias” .  Y uso epicentro y no otro término porque si en el desarrollo de las funciones organizativas no se aplican correctamente,  lo que posiblemente se originará será un  terremoto de idas y venidas, llamadas y contrallamadas, para que los cargos presentes en el evento ocupen un  lugar adecuado y que les satisfaga.
El Reglamento 2099/83  establece las reglas básicas a aplicar, pero en su defecto las costumbres y, digo yo, que el buen sentido, ayudarán. Es de aplicación  en actos oficiales y para cargos públicos, aunque también se aplica como referente en actos privados en los que participen autoridades. Así pues, será de aplicación en nuestra comunidad autónoma al carecer de normativa propia, salvo en lo relativo a los expresidentes. 
Tras una clasificación por tipos, el reglamento  establece que la presidencia del acto será ostentada por la autoridad que los organice, salvo que ceda la presidencia. Yo, por cierto, ilusa de mí, pensé que solía ser lo habitual, pero he descubierto que en esto del “asiento”  hay mucho más fondo que lo que se ve en la foto final. Por lo que me ha quedado claro que, para un buen desarrollo del acto, la ordenación es el pan nuestro de cada día y por lo tanto tan valiosa como el oro.
Y cuando hablamos de ordenación, tendremos que concretarla en los términos espacial, temporal y personal. Y es este último término el que regula dicho reglamento.

Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña

Gracias  al buen hacer de Rafael, lo que inicialmente podría haber sido un repaso tedioso y prolongado al articulado, se convirtió en un ameno paseo por las especialidades de dicho reglamento. Por ello ya no tenemos dudas de que  el art. 12 (y la chuleta de Rafael) nos ayudará a ubicar a todas la autoridades presentes, sin que ninguna se sienta ofendida. Y si no,  por lo menos intentarlo, pues la negociación también es un instrumento  fundamental y muy habitual para conseguirlo. Siguiendo el recorrido , en los siguiente artículos encontraremos  también la clasificación para instituciones y corporaciones.
Asimismo, no tengamos miedo de que el Rey nos aparezca sin aviso en un acto y nos preguntemos ¿y yo dónde me escondo?, pues se establece en las disposiciones adicionales que la Casa Real informará  de la asistencia de los miembros de la Familia Real que van a asistir y,  en este caso, volaremos hasta el  art. 10 para ubicarlos correctamente.
Para finalizar el art. 9 dio pie a varias anécdotas simpáticas cuya conclusión extraigo :

¿Y qué ocurre cuando alguien quiere salir de su lugar y ocupar el puesto del Presidente de Gobierno ? Pues está muy claro, “sin papel y publicación no hay representación”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario