.

14 may. 2014

Cómo ser DIRCOM y no morir en el intento


Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña


Crónica de Eva Mª García Matos

Esta última clase práctica de comunicación corporativa me  ha dado pie  a descubrir, además de  unos grandes compañeros, Isabel, Jennifer, Cristina e  Igor, otras muchas cuestiones interesantes.
 La primera, la importancia del “Equipo” en el Departamento de Comunicación, o en nuestro caso, del equipo que hemos formado los compañeros, el cual   ha puesto en relevancia la fortaleza de cada miembro. No hizo falta mucho tiempo para que cada uno de manera casi automática se posicionase en aquel apartado donde creía que podría resultar más eficiente y,  como resultado, el desarrollo de todos los puntos  ha sido  muy fluido.
 La segunda, que exista ese “feeling”, el cual  hace que una simple idea se convierta en el  principal pilar sobre el que sostener  todo el desarrollo. Ese sentido de equipo hace que una tormenta de ideas tome forma hasta convertirse en un plan de defensa estratégico y bien planteado.
Creo que el  Departamento de Comunicación tiene una gran responsabilidad, pues la idea de mantener nítida la imagen de la empresa frente a crisis reales exige un profundo conocimiento de la misma  y del marco económico en el que se desarrolla.  Un planteamiento  mal enfocado, una realidad que se quiera distorsionar, puede convertir un discurso en principio creíble en una sucesión de preguntas inquisidoras en busca de la verdad. Así, posiblemente el titular de la rueda de prensa no será el que buscamos, sino otro mucho más desfavorable. 
Por lo tanto, la tercera, pero  no por ello menos importante, la preparación de esa  rueda de prensa tiene que ser profunda, documentada y razonada. Por ello, lo primero que hicimos fue documentarnos sobre el ERE y ver como se había desarrollado a lo largo de los meses. También intentamos localizar todos los puntos críticos que podían ser una debilidad frente a los medios y por último mostrar una batería de razonamientos que  nos sirviesen de defensa frente a ellos. Por supuesto, existían muchas lagunas,  al no poder acceder a gran parte de la documentación real, pero para ello la imaginación es un gran recurso…

Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña

Una vez en mi papel de DIRCOM,  sentada frente a unos periodistas (compañeros amables por otro lado, luciendo  unas sonrisas que sus homólogos reales nunca habrían mostrado) disfruté de lo lindo.  Y para mí fue un juego muy interesante el turno de preguntas, porque me obligaba a pensar rápidamente en unas respuestas espero que coherentes.
Para concluir, únicamente quiero decir que también me ha servido de  mucho el ver cómo los portavoces de los demás grupos se enfrentaban ante el mismo papel. Cada uno jugó un rol distinto, según el posicionamiento que decidió defender cada grupo y su propio concepto de un DIRCOM, lo cual demuestra que frente a una misma crisis las actuaciones llevadas a cabo van a  dependen del prisma con que se mire y del resultado que se quiera obtener.

Muchas gracias a todos  por una actividad tan entretenida e interesante.

Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa. Universidade da Coruña

No hay comentarios:

Publicar un comentario