.

24 may. 2016

Lo que no nos podemos permitir

Protocolo, comunicación, imagen corporativa. Universidad de A Coruña



Post de Marta Gantes


Cuando empecé a escribir este post apenas habíamos asistido a una o dos sesiones de las que componen el curso de Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa que tanto me ha aportado en estos últimos meses. Desde ese día hasta hoy la idea inicial ha dado muchas vueltas porque a medida que se sucedían las clases descubría algo más que me permitía “darle otra vuelta”.

Muchas han sido las veces que todos los compañeros hemos escuchado la palabra protocolo, casi siempre nos han dado una o varias definiciones y en varias ocasiones nos han pedido que seamos nosotros quienes lo definamos. Hemos hablado de Protocolo de Estado, de empresa, institucional, militar, universitario…. Pero en todos los casos nos han hablado de comportamiento, de ordenar, de normas y costumbres.

Desde el primer día hay una frase que me llamó la atención y que en repetidas ocasiones pronunció la profesora Olga Casal: lo que no nos podemos permitir. Después de darle muchas vueltas a la frase y verla desde diferentes perspectivas llegué a la conclusión de que, además de que debo tenerla muy presente, el tema es extenso y en esto del protocolo y lo correcto hay cosas que no nos podemos permitir… ¿o sí? En varias ocasiones ha sido tema de debate en clase ya que, aunque nos debemos a unas reglas, el devenir de los tiempos hace que también el protocolo evolucione pero…¿hasta dónde?

Pablo Iglesias y su equipo de comunicación ven el protocolo de formas muy diferentes según el ámbito en que él se encuentre, pero siempre buscando una oportunidad.

        Protocolo, comunicación, imagen corporativa. Universidad de A Coruña              

        
   Protocolo, comunicación, imagen corporativa. Universidad de A Coruña

El gran estratega en comunicación de los últimos tiempos se salta el protocolo con un fin. Lo hemos debatido muchas veces en clase: haga lo que haga, él siempre consigue llamar la atención; de la misma forma que va a ver al rey vestido como si fuera al bar de la esquina, se mueve con un esmoquin como pez en el agua en la ceremonia de los Goya.  Él seguro que se lo puede permitir.


La reina doña Letizia también suele ser protagonista de noticias relacionadas con sus errores en cuanto a protocolo; os muestro dos ejemplos, pero existen innumerables artículos y vídeos en la red sobre los fallos que comente. En los actos de ambas fotografías cumplió con el protocolo en la mayor parte de su desarrollo, eso sí, decidió sobre una pequeña parcela de su imagen que cierto es también afecta al protocolo. Algunos piensan que es una conducta caprichosa porque siempre quiere salirse con la suya, otros que está modernizando la imagen de la monarquía. Por el momento parece que ella se lo puede permitir, o por lo menos ¡se lo están permitiendo!

Protocolo, comunicación, imagen corporativa. Universidad de A Coruña

Seguramente por falta de conocimiento y /o asesoramiento Ronaldo y sus acompañantes no pudieron asistir a la audiencia con el Papa Francisco el pasado mes de febrero. A ellos la Guardia Suiza no les permitió saltarse el protocolo.


Protocolo, comunicación, imagen corporativa. Universidad de A Coruña


Son innumerables los ejemplos que podemos encontrar acerca de saltarse el protocolo pero resulta casi imposible encontrar a quien lo domina públicamente. En alguna ocasión personalidades sumamente exquisitas con el protocolo como Rania de Jordania, Isabel de Inglaterra o, más cercanamente la reina Sofía, también lo han roto. Pero…. ¿cuáles fueron sus motivos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario