.

10 jun. 2016

El protocolo en muchas palabras

protocolo, comunicación, imagen corporativa. Universidad de A Coruña


Post de Fernanda Fernández


            En protocolo no es fácil ceñirse a una única palabra clave. Tal vez, la más representativa  pueda ser la que hace alusión al  orden.  El término ordenha sido uno de los más repetidos y de los que más nos han ubicado para ser conscientes de que el protocolo es una disciplina práctica, enfocada y totalmente vigente en el mundo empresarial.

            Pero hay muchos otros vocablos, muy importantes ,que se acoplan perfectamente a la idea de orden/objetivo/protocolo: sencillez, seguridad, sentido común, costumbre, comunicación, inteligencia, dinamismo, disciplina, innovación, mesura, coherencia, discreción, respeto, ritmo, negociación versus imposición

            Definitivamente no hay nada obsoleto en el estudio y aplicación del protocolo. Es más, no se me ocurre nada más actual para aportarnos confianza y firmeza en nuestro trabajo diario, en nuestra vida cotidiana. No es necesario esperar a la organización de un gran evento, a la reunión con el cliente de nuestros sueños, a una recepción en la Zarzuela, a la boda de nuestra mejor amigaProtocolo ha de ser una magnifica referencia a la hora de comportarnos en nuestro día a día, en cada una de nuestras relaciones, en el normal devenir de nuestra cotidianidad personal y profesional.

            Protocolo es la búsqueda de un claro objetivo: la excelencia, y no me refiero aquí a Excelenciaen su acepción de tratamiento de respeto y cortesía que se da a algunas personas por su dignidad o empleo, tal y como nos indica la RAE y que debemos tener en cuenta en organización protocolaria, sino a la búsqueda  de mejora continúa, de ir más allá en conseguir ser mejores como personas y en nuestro trabajo.

            Excelencia que nos han transmitido todos los profesores que componen el claustro del curso de posgrado en Protocolo, Comunicación e Imagen Corporativa, fundamentalmente porque además de las cuestiones técnicas inherentes a la materia, cada uno de ellos, en su medida y con su personalidad, nos han transmitido una disciplina creíble, dinámica  y con futuro. Aquella que nos empuja a ser mejores y a exigirnos más. Un modo de vida , de conducta al que, sin dudar, ¡me apunto ya!. La búsqueda de la excelencia, del sentido común, de comunicar acertadamente, de coherencia (vocablo y concepto fantástico que muy a menudo olvidamos), de ritmo, de autenticidad ordenada, de inteligencia protocolaria, termino éste último acuñado en la clase del profesor Juan de Dios Orozco y que particularmente me ha encantado. A cada uno de los actos de nuestra vida profesional (y personal) deberíamos ir inteligentemente preparados, armados para conseguir nuestros objetivos de manera auténtica y natural.


protocolo, comunicación, imagen corporativa. Universidad de A Coruña
           
 Protocolo es autenticidad, pues, porque, incluso sus artificios, si los hubiera, han de responder a un porqué, a una costumbre o devenir de la Historia, a una poderosa razón que hace que nuestra elección por lo pomposo o lo forzado sea lo justo para ese momento y/o circunstancia.

El protocolo es respeto a los protagonistas y a los que crean y trabajan en cada uno de sus actos, desde el que preside hasta el último de los operarios, tan necesarios para la perfecta ejecución de los  eventos. Es felicidad por el trabajo bien hecho, satisfacción y esfuerzo. Es cultura, conocimiento, no en una, sino en varias disciplinas.

            El protocolo es comunicación, es marketing, es economía, es estrategia, es representación, escaparate de lo que somos y queremos ser, es empresa, es vida, es cultura

            Decididamente, no hay nada arcaico en el mundo del protocolo, tal vez únicamente aquellos que lo obvian o nos miran con recelo. Ellos son en realidad los antiguos e ignorantes. Y ante esto no cabe citar una de las palabras más repetidas también por nuestros profesores, la que hace referencia al verbo depender, palabra que nos daría para un post enterito y que estoy y segura de que provocará una sonrisa ante mis compañeros de promoción.


            El protocolo es un camino, una guía, libre y actual, no hay ninguna duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada